De desamor, cervezas y otras cosas.

De desamor, cervezas y otras cosas.

Todo empezó el 22 de mayo aproximadamente, cuando un Lunes por la madrugada luego de un asado de trabajo la noche del Domingo, sin saberlo, tomaría una decicion que cambiaría mi vida para siempre.

Luego de llamar varias veces a quien hoy es mi ex pareja y no obtener respuesta, decidí ir a su apartamento a ver si algo sucedía, al llegar solo obtuve lágrimas y una voz que repetía “estoy con alguien más”.

Sin duda fue una de las experiencias más tristes que viví.

Me encontraba dolido, totalmente desorientado, deprimido y sin saber que hacer para retomar las riendas de mi vida. Fue en ese momento, que una amiga tuvo la brillante idea de que viajará a Merlo, San Luis, Argentina.

Su familia es dueña de unos hoteles en esa localidad y muy amablemente me ofrecieron un lugar donde quedarme para poder alejarme de toda la situación y pensar de forma más clara.

Pasaría las siguientes tres semanas viviendo en un lugar hermoso, rodeado de naturaleza, personas hermosas y mucha cerveza artesanal.

A pesar de todo lo lindo que me rodeaba en ese momento y del esfuerzo de mis amigas (y su familia) por ayudarme a seguir a delante, me sentía como un fantasma. No era feliz, tampoco estaba deprimido, era un sentimiento raro, sentía que mi alma, aquello que me hacia especial había desaparecido.

Una noche, luego de beber mucha cerveza recibí un correo de skyscanner con ofertas sobre vuelos baratos a Brasil.

Encontré una buena opción, un vuelo ida y vuelta desde Argentina a Recife, en total eran 30 días los que disponía para estar en Recife antes de regresar con el ticket de vuelta.

En mi cabeza pensé: “Genial, el precio esta bueno, me tomo un mes de vacaciones en Brasil y regreso con mas energía para retomar mi vida”.

Simplemente era genial. Me dispuse a comprar la oferta y cuando complete todo el proceso, SORPRESA 😀 , la oferta estaba agotada ¬¬ .

No lo podía creer, pasaron solo 5 minutos desde que vi la oferta hasta que complete el proceso de compra.

La vida es sabia, jamás cierra una puerta sin abrir una ventana 😉 .

Tras 10 minutos y un vaso de cerveza, recibí otra alerta de un vuelo barato a Perú. En esta ocasión, el vuelo era solo de ida, y el destino Piura, Perú.

No tenía mucha idea donde quedaba Piura, pero el precio del vuelo era realmente bueno. Sin pensarlo coloque los datos de mi tarjeta de crédito y tras pestañear, VOILÁ, tenía un pasaje SOLO IDA a PIURA, Perú.

Así es como empezó mi aventura. Nunca planee el viaje, de hecho, dudaba en realizarlo y faltando solo 7 días para partir desde Ezeiza empecé a investigar e ilusionarme con lo que este viaje podía brindarme.

Después de todo, cuántas personas que pasan por una ruptura amorosa tienen la posibilidad de dejar todo e irse de viaje sin fecha de regreso.

A día de hoy pasaron poco más de 6 meses desde que inicié mi viaje y sin pelos en la lengua puedo decir que fue la decicion más estúpidamente acertada que tomé en mi vida.

Gane nuevos amigos, conocí lugares maravillosos y sobretodo estoy aprendiendo a ver y vivir la vida con otros ojos.

No importa cuan dura sea la caída, o cuánto dolor te causan las acciones de los demás, es tu responsabilidad levantarte y seguir caminando.

Así termina esta primera entrada.

Tranquilos, esto no sera un blog de viajes, más bien lo definiría como un espacio para reflexionar sobre lo que sucede con las personas a medida que se mueven por la ruta, como las situaciones y las personas nos cambian y de cómo podemos transformar nuestra vida si realmente lo deseamos.

Hasta la próxima, buena vida y buena ruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *